Niños: Ortodoncia ortopédica

ortodoncia ortopedica costa ricaEl tratamiento de Ortopedia máxilofacial en niños se debe realizar cuando hay un problema en el crecimiento de los huesos maxilares. Entre las complicaciones que trata el especialista en ortodoncia y  ortopedia máxilofacial se incluye:

  • Problemas óseos sagitales: se da un crecimiento inadecuado del maxilar superior o de la mandíbula ya sea por su tamaño (mayor o menor) o por su posición (adelante o atrasada).

  • Problemas óseos transversales: Se trata de problemas de compresiones (menor tamaño) o dilataciones (mayor tamaño) del maxilar superior o de la mandíbula a lo ancho. También se incluyen las desviaciones mandibulares hacia la izquierda o derecha.

  • Problemas Óseos Verticales: Cuando los problemas son en el desarrollo vertical de los huesos maxilares lo que provoca caras largas (por un crecimiento excesivo) o cortas (por la falta de crecimiento).

Para tratar estas complicaciones el Dr. Rudin puede utilizar diferentes tipos de aparatología ortopédica, según sea el caso particular del niño.

Problemas Óseo Sagitales

Los problemas sagitales son alteraciones óseas en sentido anteroposterior que hacen que haya una excesiva o deficiente prominencia de la mandíbula (maxilar superior), bien sea por un problema de tamaño (mayor o menor tamaño óseo) o de posición (adelantada o retrasada).

Clase I esquelética

La clase I es la situación contraria a la clase II, es decir, el maxilar superior está retrasado o es pequeño con respecto a la mandíbula inferior, la cual puede estar adelantada o tener un exceso de tamaño.

Facialmente suele haber mentones muy prominentes, mientras que en la boca puede ocurrir que los incisivos superiores estén en una posición invertida con respecto a los inferiores (los incisivos inferiores están por delante de los superiores).

El tratamiento que realice el ortodoncista procura controlar y/o frenar el crecimiento de la mandíbula inferior y, además, estimular el crecimiento hacia delante del maxilar superior

Clase II esquelética

La clase II es la maloclusión en la que el maxilar superior está adelantado con respecto a la mandíbula inferior, la cual puede estar retrasada o tener un tamaño pequeño.

Facialmente se manifiesta con un mentón poco prominente o casi inexistente, mientras que en la boca suele haber una falta de contacto entre los incisivos superiores e inferiores porque los superiores sobresalen mucho más que los inferiores.

 En este caso, el tratamiento consiste en controlar y/o frenar el crecimiento del maxilar superior y, además, estimular el crecimiento hacia delante de la mandíbula inferior.

Clase III esquelética

La clase III es la situación contraria a la clase II, es decir, el maxilar superior está retrasado o es pequeño con respecto a la mandíbula inferior, la cual puede estar adelantada o tener un exceso de tamaño.

Facialmente suele haber mentones muy prominentes, mientras que en la boca puede ocurrir que los incisivos superiores estén en una posición invertida con respecto a los inferiores (los incisivos inferiores están por delante de los superiores).

El tratamiento que realice el ortodoncista procura controlar y/o frenar el crecimiento de la mandíbula inferior y, además, estimular el crecimiento hacia delante del maxilar superior.

Problemas Óseos Transversales

Los problemas óseo transversales son los que consisten en compresiones (tamaño menor) o dilataciones (tamaño mayor) del maxilar superior o de la mandíbula en sentido transversal, es decir, en anchura. Además, en este grupo también se encuentran las desviaciones mandibulares hacia la izquierda o hacia la derecha.

Maxilar superior comprimido (paladar estrecho)

Algunos hábitos nocivos (respiración bucal, deglución alterada, posición anómala de la lengua, uso prolongado de la chupeta, succión del dedo pulgar, etc.) pueden provocar una estrechez del paladar, que a su vez conlleva al desarrollo de huesos maxilares pequeños, mordidas cruzadas o desviaciones mandibulares. Para tratarlo se utiliza aparatología específica para lograr un paladar más ancho, de modo que se permite solucionar los otros problemas asociados (mordida cruzada, desviación mandibular…).

El ortodoncista diferencia entre las situaciones en las que realmente existe un maxilar superior estrecho (con una alteración localizada en la zona ósea), de otros casos en los que únicamente es la arcada dentaria la que es estrecha.

El tratamiento es diferente para cada situación; en la primera se requiere una expansión del hueso maxilar superior, mientras que en la segunda solo se necesita una expansión de la arcada dentaria sin afectar la zona ósea.

Desviación mandibular

La desviación mandibular (mandíbula desviada hacia la izquierda o derecha) puede deberse a un paladar estrecho, lo cual obliga al paciente a mover la mandíbula hacia uno u otro lado para lograr el engranaje dentario. Además de las repercusiones estéticas, también suelen encontrarse mordidas cruzadas. En estos casos, la solución consiste en lograr un paladar más ancho con una aparatología diseñada para tal fin.

En otros casos la desviación mandibular puede deberse a un crecimiento asimétrico de los huesos maxilares, por lo que habrá que estimular el crecimiento del hueso alterado en el sentido contrario a la desviación.

Problemas Óseos Verticales

Los problemas óseo verticales son anomalías en el desarrollo vertical de los huesos maxilares. Se trata de las caras largas (por excesivo crecimiento vertical facial) o caras cortas (por falta de crecimiento vertical facial).

Exceso vertical del tercio inferior facial (cara larga)

Los pacientes con cara corta se identifican porque su tercio inferior facial (desde la base de la nariz hasta la parte más inferior del mentón) es proporcionalmente menor al tercio medio de la cara. Se trata de un patrón de crecimiento mandibular de tipo braquifacial, es decir, que la mandíbula inferior tiende a crecer más hacia adelante y menos hacia abajo.

Es característico de este tipo de pacientes una hipertonicidad (disminución del tono muscular) de los músculos mandibulares.

Defecto vertical del tercio inferior facial (cara corta)

Los pacientes con cara corta se identifican porque su tercio inferior facial (desde la base de la nariz hasta la parte más inferior del mentón) es proporcionalmente menor al tercio medio de la cara. Se trata de un patrón de crecimiento mandibular de tipo braquifacial, es decir, que la mandíbula inferior tiende a crecer más hacia adelante y menos hacia abajo.

Es característico de este tipo de pacientes una hipertonicidad (disminución del tono muscular) de los músculos mandibulares.

Aparatología Ortopédica

La aparatología ortopédica está diseñada para estimular o inhibir la cantidad de crecimiento de uno o ambos huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula inferior) o para modificar su dirección de crecimiento. Esta aparatología únicamente puede utilizarse en pacientes en período de crecimiento.

Aparatología para adelantar y estimular el crecimiento del maxilar superior

El aparato que se usa para estimular el crecimiento hacia delante del maxilar superior es la “máscara facial”. Es un aparato extraoral (se sitúa fuera de la boca) y removible (puede ser colocado y quitado por el paciente), consta de un apoyo frontal, un apoyo mentoniano y dos elásticos que se sujetan en los dientes superiores para traccionar del maxilar hacia delante.

Aparatología para frenar el crecimiento del maxilar superior

El tipo de aparato que se usa para frenar el crecimiento del maxilar superior, aunque también puede tener otras funciones, es el “anclaje extraoral”. Este aparato es mixto (con una parte intrabucal y otra extrabucal) y removible (puede colocarse y quitarse por el propio paciente). Consta de unas cintas que se ajustan a la cabeza y que se unen a un doble arco; uno de los arcos se sitúa dentro de la boca y se sujeta a los dientes superiores, mientras que otra parte del arco se localiza fuera de la boca y se une a las cintas craneales.

Aparatología para adelantar y estimular el crecimiento mandibular

Para favorecer el crecimiento de la mandíbula suelen utilizarse los llamados “aparatos funcionales”. Estos sitúan la mandíbula en una posición más avanzada para que ésta crezca en esa posición. Estos aparatos son de tipo intraoral (se sitúan dentro de la boca) y pueden ser fijos o móviles, en función de las necesidades de cada caso.

Los aparatos funcionales removibles o móviles son los más habituales, pero requieren de la colaboración del paciente en cuanto a las horas de utilización. En cambio, los aparatos funcionales fijos no requieren de la colaboración del paciente porque están permanentemente actuando al estar siempre situados en la cavidad oral.

Aparatología para frenar el crecimiento mandibular

El aparato que se emplea para frenar el crecimiento de la mandíbula es la “mentonera”. Se trata de un aparato extraoral (se localiza fuera de la boca) de tipo removible (puede ser colocado y quitado por el propio paciente), formado por unas cintas que se ajustan a la cabeza y un apoyo sobre el mentón, el cual impide el crecimiento de la mandíbula hacia delante.

Aparatología para problemas óseos verticales

La mayoría de las alteraciones óseas verticales (cara larga y cara corta) están asociadas también a problemas transversales o anteroposteriores, de tal modo que los diferentes diseños y modalidades de aparatología para las alteraciones transversales o anteroposteriores también sirven para tratar los problemas verticales. o existe una aparatología ortopédica específica para los problemas óseos verticales, sino los distintos diseños y manejo del resto de la aparatología ortopédica permite controlar el crecimiento facial en sentido vertical.

Aparatología para la expansión del maxilar superior (ensanchamiento del paladar)

En casos de un maxilar superior estrecho se recurrirá a aparatología específica para expandirlo. En estos casos se utilizan los “disyuntores”, que son aparatos intraorales (se sitúa dentro de la boca) y fijos (no pueden ser retirados por el paciente) que estimulan el crecimiento de la sutura media del paladar. Los disyuntores realizan su efecto en pocas semanas, debiéndose mantener inactivos durante algún tiempo para consolidar los efectos producidos.

En niños muy pequeños, con el hueso maxilar superior muy maleable debido a su corta edad, podría utilizase aparatos de tipo removible (placas activas de expansión) o aparatología fija auxiliar, pero los más habituales son los disyuntores.

Contáctenos

200m al norte del Correo. Heredia Centro.

2261-6090

Aceptamos todas las tarjetas

[/trx_content][/trx_section]
[/vc_column][/vc_row]

Ortodoncia Costa Rica

Los Tratamientos de Ortodoncia Tradicional (frenillos metálicos) u Ortodoncia Estética (brackets transparentes, invisalign, lingual) más modernos disponibles en Costa Rica puede realizárselos en la Clínica de Ortodoncia Dr. Javier Rudin A.

Frenillos Costa Rica

Estamos ubicados en Heredia Centro, 200m al norte del Correo. Teléfono: 2261 6090

Clínica Dr. Javier Rudin A. en Facebook